Suscripción al Boletín! »

RESERVA DE LA BIOSFERA EL VIZCAINO

Área de Trabajo

La Península de Baja California es una de las regiones desérticas más singulares del planeta.  La interacción de sus elementos biológicos, su compleja geología y el medio ambiente marino que lo rodea, da rendimiento a una red extraordinaria de ecosistemas marinos y terrestres. Sus playas prístinas, extensas lagunas, bahías, cabos e islas de arena proporcionan el hábitat a una rica variedad de especies de animales y plantas endémicas, en peligro de extinción y amenazadas.

 

Los ecosistemas no fragmentados presentes en la península, son muy escasos en el mundo y están desapareciendo a un ritmo alarmante. A pesar de que estos ecosistemas se encuentran muy cerca del sur de California, muchos kilómetros de costa todavía permanecen intactos. Lamentablemente, proyectos de desarrollo mal planificados son una amenaza real y continua al paisaje natural de la costa de uno de los rincones más prístinos de la península de Baja California. Grandes proyectos de desarrollo industrial y turístico, tales como ESSA (Sociedad de extracción de sal del desierto de Vizcaíno), la propuesta de la Escalera Náutica, terminales de gas natural licuado y condominios con vista al mar, están poniendo en riesgo la costa de la península y podría significar la pérdida de importantes servicios ambientales. 

Estrategias de Conservación

COSTASALVAjE está trabajando con empeño para poner fin a las amenazas de destrucción de la integridad ecológica de la península de Baja California. A través de la compra de tierras, de la implementación de servidumbres ecológicas y  de establecer asociaciones sin precedentes con agencias del Gobierno Mexicano, el programa de conservación de tierras de COSTASALVAjE esta conservando hábitats y ecosistemas críticos, manteniendo abierto el acceso público a las playas  y  construyendo una administración ambiental en la región donde se encuentran las localidades de mayor importancia biológica. Con proyectos en el Valle de los Cirios, Laguna San Ignacio y Bahía Magdalena, COSTASALVAjE se está convirtiendo rápidamente en el líder en protección de tierras privadas en el Noroeste de México.

 

Impacto

 

Costasalvaje durante 2013 y 2014 apoyó a la CONANP en la actualización de la subzonificación de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno la cual está formada por más de 2,500,000 ha las cuales contienen áreas de importancia para la conservación declaradas como sitios UNESCO conformadas por el complejo lagunar Ojo de Liebre, San Francisco de la Sierra y Laguna San Ignacio. En este trabajo se logró un proceso de planificación participativa con los habitantes de la reserva representados por sus líderes ejidales y de las actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras y de turismo.

 

COSTASALVAjE ha protegido a más de 11,500 hectáreas y 45 kilómetros de costa a través de adquisiciones de tierras privadas y ha ayudado a detener varios proyectos de mega-desarrollo que alterarían permanentemente los paisajes naturales únicos de la Península de Baja California. Además, COSTASALVAjE está trabajando con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para conservar cientos de miles de hectáreas de tierras federales sin asignar y los 20 metros de zona federal marítimo-terrestre en las zonas más amenazadas de la península. Esta iniciativa protege la costa que se encuentra en peligro crítico de las concesiones que se pueden conceder para el turismo y el desarrollo destructivo. 

 

Estas estrategias han sido exitosas en la conservación integral de las áreas silvestres de la Península de Baja California, atrayendo la atención de los medios de comunicación, como las revistas de Estados Unidos Surfer y Surfing y la revista Mexicana Quo, y marcando el comienzo de nuevas negociaciones y oportunidades. Nuevos proyectos están surgiendo rápidamente gracias al progreso que hemos hecho trabajando con las comunidades locales y otras organizaciones. COSTASALVAjE continuará explorando otras iniciativas y desarrollando sus actuales esfuerzos para proteger el paisaje natural del noroeste de México y asegurar que el legado de esta región única se mantenga intacta.