Suscripción al Boletín! »

11 Octubre 2017

Un nuevo derrame de petróleo en Salina Cruz amenaza las playas de anidación de tortugas marinas, en peligro de extinción

#PemexRespondenos
Medium_image
Picture taken in 2012 oil spill in the Oaxaca coast.

Los pescadores reclaman de PEMEX que detenga la mancha de petróleo en el mar  y limpie las playas

 

El derrame de crudo fue localizado por pescadores ribereños de las Salinas del Marqués, frente a las playas de esta comunidad, situada a aproximadamente a siete kilómetros del puerto de Salina Cruz.

Al notar la gran mancha, los pescadores dieron aviso a las autoridades locales de Protección Civil.

COSTASALVAJE contactó a personal de Pemex y de la Secretaría de Marina para realizar un recorrido en la zona afectada e iniciaran de inmediato las tareas de limpiar el crudo, previniendo así , en la medida de lo posible, el impacto en las playas de anidación.

Pero a hasta la fecha no hemos obtenido ninguna respuesta. Personal de Pemex visitó las playas afectadas (Concepción Bamba and Guelaguichi) pero no se ha hecho nada para remediar la situación.

“Nos preocupa que es tiempo de arribadas y esperamos que más de 100,000  tortugas marinas en peligro de extinción lleguen a las costas de Oaxaca a anidar y se verán afectadas por el crudo, les puede hasta costar la vida”, dice Luis Rojas Cruz, técnico de tortugas marinas de COSTASALVAJE.

Esta semana, la comunidades de la zona cerraron el paso a las instalaciones de  PEMEX pidiendo atención a sus playas, pero no lograron nada. Mientras el crudo al parecer sigue derramándose y la mancha crece. “Necesitamos limpiar las playas y no podemos hacerlo con las manos, necesitamos que PEMEX apoye y coordine la limpieza”, dicen los pescadores, que no pueden tampoco pescar.

La costa de Oaxaca es una de las regiones más diversas de México, y aquí anidan cuatro de las siete especies de tortugas marinas del mundo: prieta (Chelonia mydas), carey (Eretmochelys imbricata), laúd (Dermochelys coriacea) y golfina (Lepidochelys olivacea).

A pesar de que la Costa oaxaqueña es afortunada por contar con la presencia de estos extraordinarios animales, también existe la amenaza de la refinería del puerto de Salina Cruz, en donde diariamente se procesan y embarcan grandes volúmenes de hidrocarburos. Los hidrocarburos son compuestos tóxicos como el petróleo, el cual puede generar graves problemas a los organismos vivos y a los ecosistemas. Por ello, la refinería siempre es un riesgo latente de un eventual derrame, el cual es una grave amenaza para la flora y fauna de la región.