Suscripción al Boletín! »

17 Julio 2017

El impacto de las tierras privadas de COSTASALVAJE para la conservación

Por Lic. Armando Efrain Olachea
Medium_image

Las Áreas Naturales Protegidas (ANPs), son básicamente las zonas que el gobierno y la sociedad civil deciden proteger para que las actividades productivas, están limitadas o prohibidas dependiendo de su categoría.

En México, además de las ANPs, existen las Áreas Protegidas Privadas (APPs), que ha causado un impacto social importante en la democratización de la protección de nuestros recursos naturales, abonando a las metas nacionales.

El propósito de las APPs de COSTASALVAJE es garantizar para las futuras generaciones, espacios naturales intactos de alta importancia biológica, como un legado que no podrá ser impactado por cualquier explotación o práctica de manejo que sea negativa para el ecosistema y su vida silvestre. 

COSTASALVAJE ha impulsado desde 2008, la protección y conservación de 20,786 hectáreas + 57.14 kms de línea de costa en el Pacífico mexicano de Baja California, a través del proyecto de conservación de tierras privadas; localizado a 318 km al sur de la ciudad de Ensenada, y a 10 km al norte del paralelo 28, dentro del Área de Protección de Flora y Fauna “Valle de los Cirios” (APFFVC).

La estrategia es simple, adquirir tierras ejidales e incorporarlas a un esquema de protección privada, es decir, que no solo el hecho de tenerlas nadie las puede tocar, por ejemplo, a la fecha, el 88.29% del área de protección de WC/CS, abarca desde servidumbres de tipo ecológica a perpetuidad, certificación como Áreas Destinada Voluntariamente a la Conservación (ADVC), Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre (UMAS); y certificación de sitios con vestigios arqueológicos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). 

El INAH logró localizar dentro de nuestras APPs, petroglifos y concheros que datan del siglo XVIII de la población aborigen e indígenas cochimíes. Estas certificaciones añaden capas de protección adicional al decreto de ANP bajo el cual se encuentra el APFFVC. Se estima que para el 2018, el 100% de la superficie de APPs de WC/CS cuenten con uno de estos esquemas adicionales de protección.

Las 20,786 hectáreas de APPs de WC/CS, contienen diversidad de hábitats significativos con extensa vegetación representativa del desierto, como dunas impresionantes, acantilados rocosos y vegetación compuesta de agaves, un sinfín de especies de cactus, siempre vivas y el Cirio, una de las plantas más extrañas del planeta.

 

En nuestro país, cerca de 487,300 has de la superficie terrestre del territorio nacional, están protegidas como APPs, las cuales cumplen con una función importante en conectar las áreas protegidas por el gobierno. Tan solo la reserva de WC/CS representa el 4.26% de este total a nivel nacional.

Recientemente, Kristine McDivitt, viuda del multimillonario estadounidense Douglas Tompkins (fundador de la marca de ropa deportiva “The North Face”) donó 407,625 hectáreas de tierra al gobierno de Chile para la creación de ANPs. En un acto histórico, relata el artículo de BBC Mundo de marzo de 2017, que “la magnitud de la donación ofrecida al estado chileno no es casual. Tompkins pensaba que la conservación, para ser efectiva, tenía que ser "grande, salvaje, conectada". Lo cual nos hace ver que la creación de ANPs no solamente es una acción exclusiva del gobierno, sino también un acto originario desde la sociedad civil.

Bajo este contexto, se continúan sentando los precedentes para la creación de APPs a través de la contribución del sector privado alrededor del mundo, pues estas áreas se conjugan como corredores entre áreas más grandes o ANPs federales y sirven como refugio de vida silvestre.

Los retos de manejar esta superficie son grandes y uno de los principales es el financiamiento.  La obtención de recursos es clave para las actividades de inspección y vigilancia, el monitoreo e inventario de flora y fauna, desarrollo de capacidades comunitarias, investigación de especies endémicas y la instalación de señalética en el sitio. Esto, sin considerar los costos elevados que representa el impuesto predial que cobran los municipios, donde a la fecha, no existen incentivos fiscales para las APPs.

Por ello, seguimos trabajando arduamente para garantizar que las fuentes de financiamiento apropiadas continúen invirtiendo en el manejo que garantice la conservación de las tierras silvestres de COSTASALVAJE.